EE.UU. anima guerra contra Irán sin tener un plan de retirada.

0
USS Abraham Lincoln. Shutterstock

Por Pål Steigan16 de mayo de 2019 Trad.: C. Milton (Algunos enlaces en inglés).

Los Estados Unidos han enviado el portaaviones USS Abraham Lincoln al Golfo de Persia. ¿Pero qué tipo de estrategia tiene Washington?

El vicealmirante estadounidense Jim Malloy, comandante de la quinta flota con base en Bahrein, dice que las fuerzas estadounidenses en la región están en “máxima alerta”. Estados Unidos ha enviado bombarderos estratégicos B-52 a bases en el Golfo Pérsico. También se envió al grupo de portaaviones USS Abraham Lincoln a las aguas cercanas a Irán. Según el New York Times, el ministro de defensa en funciones Patrick Shanahan presentó un plan actualizado para hacer una escalada contra Irán, que incluye el despliegue de 120,000 soldados estadounidenses en el Medio Oriente “en caso de que Irán atacara a las fuerzas estadounidenses”. En un discurso el 8 de mayo, Mike Pompeo comparó a Irán con la Alemania nazi, que, aparte de estar totalmente fuera de la realidad, no es una buena señal.

Al mismo tiempo, se hacen todos los preparativos necesarios para un ataque de ‘bandera falsa’ contra Estados Unidos o fuerzas aliadas en la región para posiblemente crear un pretexto para la guerra. Quienes podrían hacer tal cosa son los Mojahedin-e Khalq (MEK), que es un grupo terrorista cercano a John Bolton.

Mucho más serio no puede ser. Bernie Sanders dice en una entrevista con CNN que una guerra contra Irán será mucho peor que las guerras contra Afganistán e Irak y que tal guerra se extenderá por toda la región y asegurará que ni nuestros hijos ni nietos experimentarán la paz:


Al mismo tiempo, Donald Trump niega en una entrevista que planea enviar 120,000 tropas a Medio Oriente y afirma que son “noticias falsas”:

Traducción: Periodista: ¿Está planeando enviar 120,000 soldados a Medio Oriente en respuesta a Irán?” Presidente Trump: “Creo que son noticias falsas. ¿De acuerdo? Ahora, ¿haría eso? Absolutamente. Pero, no lo hemos planeado. Esperemos que no tengamos un plan para eso” […]

Ahora, es un ‘modus operandi’ que la administración de Trump envíe señales ambiguas, por lo que no es seguro que el desmentido sea real. Algunos creen que algunos en el Pentágono han dejado a Bolton ir tan lejos como lo ha hecho para luego darle el bote.

Al mismo tiempo, mientras Washington azuza una guerra contra Irán debido a una amenaza creciente, el Comandante de la Coalición de los Estados Unidos, el General Británico Christopher Ghika, dice que NO existe una amenaza mayor por parte de Irán.

Estados Unidos no ha emprendido un acto de guerra “gorda” desde la invasión de Irak en 2003, y terminó con una guerra que no solo fue desastrosa para Irak, sino también para los propios Estados Unidos.

Como señala Sanders en la entrevista, Irán es cosa muy diferente a lo de Irak. Podemos agregar: Irán es una gran potencia con una gran base industrial, Irán se ha estado preparando para una guerra de este tipo durante mucho tiempo, de modo que el país podría infligir pérdidas significativas a los Estados Unidos y sus aliados en la región. Y a diferencia de Irak, Irán tiene aliados poderosos, entre ellos China y Rusia. Irán está tomando la amenaza muy en serio, y la Guardia Revolucionaria está puesta en máxima alerta.

Estrategia incomprensible.
Sigue siendo difícil entender los planes de los Estados Unidos. Si ahora hay planes para enviar 120,000 soldados a Medio Oriente, entonces es demasiado material y personal para una guerra desde aviones y embarcaciones de combate. Y esta fuerza es muy reducida para una guerra terrestre contra Irán.

Aunque Estados Unidos es la fuerza militar más grande del mundo, sus fuerzas militares también tienen grandes debilidades. “Las fuerzas militares de EE. UU. pueden sufrir pérdidas inaceptablemente grandes y pérdidas de recursos de capital significativos en su próximo conflicto”, dijo la Comisión de Estrategia de Defensa Nacional en noviembre de 2018.

Los Estados Unidos temen perder la próxima guerra.
Estados Unidos bien puede enviar 120,000 soldados a Medio Oriente, pero la cosa es si en la lucha soldados contra soldados pueden igualar a la Guardia Revolucionaria Iraní. EE. UU. también es extremadamente dependiente de la logística tecnológica, lo que hace que sus fuerzas sean extremadamente vulnerables a la guerra asimétrica, en lo que obviamente, Irán está muy bien preparado.

Estratégicamente, el liderazgo militar de los Estados Unidos no ha aportado nada que se destaque como estrategias brillantes en las academias militares del futuro, aparte de su capacidad para llevar a cabo una guerra psicológica en las redes sociales. Bombardear a Irán no puede ser llamado una estrategia especial. Lanzar soldados que no tienen entrenamiento de combate en este nivel más parece un intento de suicidio.

El escritor que se hace llamar “Luna de Alabama” escribe muy acertadamente:

“Una invasión y ocupación de las montañas de Irán requerirá, para empezar, más de medio millón de soldados. Incluso una invasión de las áreas ricas en petróleo en la costa oeste de Irán y la frontera con Irak requeriría una fuerza de unos 300,000 hombres. Sin servicio militar*, el ejército de los EE. UU. No puede mantener una operación tan importante durante más de dos o tres meses.
E invadir desde dónde, señores? Irak ciertamente no permitiría que las fuerzas estadounidenses atacaran al vecino desde su territorio. Una invasión por el mar es imposible debido al espacio limitado operativo en el Golfo Pérsico, la falta de barreminas y otros recursos marítimos.

*Nota de redacción: En la actualidad, servir en el Ejército de los Estados Unidos es voluntario, es decir, no hay obligación de prestar el servicio militar. Sin embargo, todos los varones ciudadanos e inmigrantes entre los 18 y los 25 años de edad sí que deben registrarse para el Servicio Selectivo.

Los teóricos militares como Sun Tzu y Carl von Clausewitz han advertido contra ir a la guerra si no tienen una clara idea de cómo terminarla. Carl von Clausewitz escribió en su trabajo principal “Vom Kriege” (Acerca de la guerra):

“Nadie comienza una guerra, o nadie con sano juicio debería hacerlo, sin tener primero una idea clara de lo que quiere lograr con la guerra y cómo quiere llevarla a cabo”.

Uno de los muchos problemas de Estados Unidos es que es una nación de bravucones, guerreros de oficina, como escribe James Fallows en ‘The Atlantic’. “No tienen idea de lo que es una guerra real. Están muy ansiosos por ir a la guerra, si hay alguien más que los acompaña”.
Un ejemplo de tantos es el senador Thomas Cotton de Arkansas, quien dijo que “solo se necesitan dos golpes para aplastar a Irán, el primero y el último”.

Tal ‘bravucón’ es también el nuevo ministro de defensa de los Estados Unidos, Patrick Shanahan. No tiene antecedentes militares de los que podamos hablar. Su puesto más importante ha sido como director ejecutivo (CEO) de Boeing, uno de los fabricantes de armas más grandes de Estados Unidos y el mundo. Boeing obtiene así su propio agente de ventas en la cima del Pentágono, uno que “sabrá” cómo usar el dinero de los contribuyentes para comprar costosos sistemas de armas. Para eso, se requiere una guerra permanente. ¿Y es este personaje que va a liderar la posible guerra de Estados Unidos contra Irán? Dios mío…!

KampanjeStøtt oss

Start diskusjonen på forum.steigan.no