¿Adónde va “la comunidad internacional” ahora?

0
Dystopia – Illustrasjon: Shutterstock
George Chabert

Por George Chabert – 20 de agosto de 2019 / steigan.no

La “comunidad internacional” – Estados Unidos, la UE y la OTAN – se permiten declarar la guerra a países que pueden destruir fácilmente con sus bombarderos. Los países que no se atreven a bombardear los boicotean económicamente, pues temen las muertes de sus propios soldados por no ser populares en las democracias. Hace un par de semanas, Gran Bretaña confiscó un petrolero iraní (Grace 1) en el Estrecho de Gibraltar. Naturalmente, Irán respondió con la misma moneda en el Estrecho de Ormuz. ¿No se detendrá “la comunidad internacional” hasta que una tercera guerra mundial sea un hecho?

Tras la disolución del Pacto de Varsovia, la OTAN se expandió y Rusia fue rodeada de nuevas bases militares. Estados Unidos cancela todos los acuerdos de armas nucleares ahora quiere desplegar nuevos misiles en Asia. Buques de guerra estadounidenses, ingleses y franceses navegan por las fronteras de Rusia y China. En una nueva versión inversa de la crisis de Cuba, la OTAN envía fuerzas militares a los estados bálticos.

Ucrania es alentada con armas e instructores militares a confrontar a su vecino ruso. La guerra en Afganistán se ha vuelto más prolongada que la guerra de Vietnam. En el Medio Oriente, la guerra se libra contra los dos únicos estados seculares de la región. La CIA está armando a Al-Qaeda en Siria. En el norte de África, Libia se convirtió en un estado fantasma con participación noruega. En el Sahel, los franceses continúan sus guerras coloniales. La guerra civil contra Yemen se libra con armas estadounidenses, inglesas y francesas.

La opinión occidental hoy es sorprendentemente positiva con la muerte de otros. Las reacciones que desencadenaron la Guerra de Vietnam en su momento no están completas. La actitud cínica de dar el Premio Nobel de la Paz a una joven yezidí, víctima de una guerra gobernada por Occidente, pasa desapercibida. Destrucción masiva, cientos de miles de muertos, millones en fuga, familias aniquiladas, violación de personas, si este es el precio que el mundo paga por los líderes occidentales insaciables e inescrupulosos. Líderes que nosotros mismos hemos elegido.

La conocida reacción ‘dominó’, como en Sarajevo en 1914, aún no ha tenido lugar, pero Estados Unidos está haciendo todo lo posible para repetir la historia. Ellos hacen que sea prácticamente imposible evitar la guerra con Irán. El mundo se ve obligado a boicotear al país pérsico, se envían fuerzas militares a la zona, aviones no tripulados y aviones de combate para atraer a Irán a la guerra. El líder iraní acusa a Estados Unidos de “terrorismo económico” y advierte de una guerra total. La OTAN está esperando órdenes, como en Afganistán, Irak y Libia. Israel, que regularmente bombardea objetivos en Siria, no se mantendrá al margen. Queda por ver qué papel jugarán Turquía, China y Rusia.

La caída del Muro de Berlín en 1989 sería el comienzo de un nuevo capítulo en la historia mundial, donde la reconciliación reemplazaría una Guerra Fría de medio siglo. Las naciones occidentales deberían disfrutar de la seguridad social garantizada por los planes de bienestar de la posguerra y Europa debería ayudar a otros continentes con una sólida transferencia de conocimiento.

Pero eso no sucedió. La composición de las naciones de Occidente está hecha trizas, y a un ritmo acelerado se ha creado un mosaico de grupos comunitarios, donde “comunidad” se convierte en una palabra sin contenido real. Y así el mundo se privatiza a más mejor. La venta actual de carreteras, transporte, suministro de agua y electricidad en las últimas décadas puede verse como una especie de prueba general. Vuelve la extrema pobreza que había sido erradicada por primera vez en la historia de nuestra humanidad. Esto anuncia futuras ciudades con distritos prohibidos. Los Ángeles ya tiene su Skid Row, que es comparable a los barrios pobres de Mumbai o Lagos.

Muchos, y no menos importante, casi todos los candidatos demócratas para las próximas elecciones presidenciales de Estados Unidos, están satisfechos con tales desarrollos. Los jóvenes marchan y cantan extasiados “¡Sin fronteras, sin paredes, sin Estados Unidos!” Pero sin cohesión nacional, la democracia no es posible, y sin democracia, la Tercera Guerra Mundial es inevitable. Sobre tal resultado, Vladimir Putin dijo con una cita de Albert Einstein: “No sé con qué armas se librará la Tercera Guerra Mundial, pero la Cuarta Guerra Mundial se hará con palos y piedras”.

en 20 agosto, 2019 por Claudio Milton

KampanjeStøtt oss

Start diskusjonen på forum.steigan.no