Todo lo que NO nos cuentan de Venezuela

0
Foto de la manifestación en Caracas en apoyo al presidente Nicolás Maduro. Foto: teleSUR
Terje Alnes

Terje Alnes.

Autor: (noruego) Terje Alnes en blog ‘Spartakus’. – 5 de febrero 2019 -Publicado también en steigan.no

Los reporteros noruegos Anders Magnus y Fredrik Græsvik enviados a Venezuela por la televisión nacional NRK y TV2 podrían mejor haberse quedado en casa y leer en voz alta los periódicos estadounidenses. La cobertura que hicieron de las noticias desde Venezuela son falsas y encubridoras.
Hace unos días atrás di un salto en mi sofá, por un informe enviado por estos reporteros para los televidentes noruegos sobre el drama en Venezuela. Las siguientes características de Nicolás Maduro salieron de boca del reportero: “… un dictador aferrado al poder”. Entonces ahí me di cuenta: esto se trata de Saddam, Gaddafi y Assad de nuevo. Ahora intensifican la demonización de Maduro para que se pueda legitimar una intervención estadounidense.

Periodistas noruegos enviados a reportar desde Venezuela
Según lo que veo y escucho de los periodistas enviados de NRK y TV2 a Venezuela, no hacen más que repetir la versión estadounidense. Y repiten al pié de la letra lo que Estados Unidos ha fabricado. La intención es muy clara: construir una imagen en la opinión pública de que la “comunidad mundial” (léase: Estados Unidos) debe intervenir para detener el sufrimiento del pueblo venezolano y así restablecer la democracia.

Como ya sabemos, esta ha sido una estrategia exitosa en Irak, Libia, Siria, y en varios otros lugares. Se trata der pegar la etiqueta de “dictador” a un jefe de estado y presentarla como si la democracia floreciera si se eliminara a esa persona. Primero va el flash propagandístico, luego la aplastadora fuerza militar. Este es el periodismo diseñado para legitimar la guerra.

Falta de contexto histórico
Sí, está mala la cosa en Venezuela ahora. La gente está sufriendo. Pero los reporteros noruegos de NRK y TV2 muestran poco interés en mostrar más allá de lo que vemos en la pantalla de la tele. Cuando la mayor parte del contexto histórico lo barren bajo la alfombra, los informes de los periodistas de la televisión noruega resultan ser inadecuados para informar y aumentar la comprensión de cómo puede suceder esto. Los reportajes aparecen como fotos instantáneas simples y borrosas, en blanco y negro, el mal contra el bien, donde los adeptos del autoproclamado “presidente” Juan Guaidó representan la esperanza de la libertad y la democracia, y el presidente titular Nicolás Maduro es un príncipe del mal que mantiene al pueblo en cadenas.


ron-paul-tweet


Tuit de Ron Paul.    Trad.: ¿de dónde saca autorización EE.UU. para nombrar al pdte. de Venezuela?


Los periodistas de la televisión noruega actúan como animadores de la oposición. El hecho de que Juan Guaidó de hecho sea designado por los Estados Unidos, actuando como un títere de Estados Unidos, apenas se menciona. Que la misma oposición, que por lo demás está muy fragmentada y difícilmente pueden estar de acuerdo, a que no sea solo el rechazo a Maduro, ha perdido elección tras elección, y luego se han negado a participar en ellas. También han estado detrás de una violencia grotesca y asesinado a partidarios del gobierno. Nada de esto es un tema para estos reporteros enviados. Y es muy sorprendente que estos hombres de NRK y TV2 en Caracas no cuestionen la legitimidad de la oposición y la política activa de Estados Unidos para derrocar a Nicolás Maduro.


jill-stein-tweet-2


Tuit de Jill Stein. Trad.: Los EE.UU. ha respaldado los golpes de los partidos derechistas por todos lados en Latinoamerica por más de 100 años. Ninguno fue por la democracia. Todos para enriquecer la élite mundial. Pero se supone que tenemos que confiar ahora en lo de Venezuela – que tiene las reservas más grandes de petróleo – es diferente?


¿Por qué no pueden los citados reporteros Anders Magnus y Fredrik Græsvik conectar lo que está sucediendo en Venezuela con el histórico rol de Estados Unidos como partidario de una serie infinitamente larga de golpes militares y regímenes dictatoriales en América Central y del Sur? ¿No ven que esta es una intervención clásica de los Estados Unidos contra un país que durante muchos años se ha enfrentado a las políticas de los Estados Unidos? ¿No se dan cuenta de que las sanciones de los EE. UU., y la campaña activa y permanente para mantener a Venezuela fuera de las relaciones internacionales normales, son un factor importante que contribuye a que la situación en Venezuela sea de la forma en que están ahora? ¿No ven que esta es una carrera dirigida a asegurar el acceso y control sobre la enorme riqueza petrolera de Venezuela?


Declaración de la Casa Blanca, 29.01.2019:

“President Trump stands with the people of Venezuela as they demand democracy, human rights and prosperity denied to them by Maduro”

Trad.: “El presidente Trump está con el pueblo de Venezuela que exige democracia, derechos humanos y prosperidad que Maduro les ha negado”


Ahora nos quieren hacer creer que son los esbirros en los Estados Unidos y sus títeres locales de dudoso origen quienes son los verdaderos defensores de los derechos humanos y la democracia, y que actúan de manera idealista y desinteresada en nombre de los venezolanos.

Los personajes clave de los Estados Unidos parecen todos como sacados del álbum de los criminales políticos: el asesor de seguridad John Bolton estuvo a cargo del cambio de régimen en Afganistán e Irak, el ministro de Relaciones Exteriores Mike Pompeo fue un ex jefe de la CIA, mientras que el recientemente nombrado estratega en jefe Elliot Abrams desempeñó un papel importante en el escándalo criminal Irán-Contra en los años ochenta.


jill-stein-tweet2

Tuit de Jill Stein.  Trad.: El encargado de Venezuela que Trump pone ahora es Elliot Abrams, quien diera apoyo a los escuadrones de la muerte en America Latina quienes asesinaron a miles mandados por los dictadores derechistas. Además mintió al Congreso de EE.UU. encubriendo negocios sucios en el asunto de Iran-Contras. Luego en 2002 dirigió in intento de golpe de estado en Venezuela.


Cuando NRK y TV2 no ven este telón de fondo, la presentación de noticias de los 2 periodistas noruegos aparece como falsa y encubridora.

El ejemplo de Venezuela debe ser aplastado
Así como Cuba ha estado sujeta a sanciones, bloqueos, invasión militar y numerosos intentos de EE.UU. por liquidar a sus gobernantes durante 60 años, fue Venezuela señalada como enemigo de los Estados Unidos el mismo día en que Hugo Chávez fue elegido presidente.

Hugo Chávez gobernó Venezuela desde 1999 hasta 2013. Durante estos años se obtuvo lo siguiente:

– La pobreza se redujo a la mitad
– La pobreza extrema se redujo a la mitad.
– El analfabetismo fue erradicado
– Millones de personas recibieron tratamiento médico por primera vez.
– Se introdujo la educación gratuita.
– Hubo una gran inversión en la construcción de viviendas para los pobres.
– Las personas recibieron vacunas gratuitas a través de programas estatales.

Durante Chávez, Venezuela experimentó la segunda reducción de pobreza más poderosa en la región, de 49% bajó a 25% de 1999 a 2013. Según las Naciones Unidas, Venezuela fue el país del mundo con el tercer avance más grande en desarrollo humano de 2006 a 2011.

¿Cómo fue esto posible? Los ingresos del petróleo no es la respuesta correcta, porque hay muchas naciones petroleras que no gastan su riqueza en asistencia social. La explicación fue la redistribución política de la riqueza, desde la clase alta hasta los venezolanos corrientes en las regiones pobres. Venezuela consiguió un gobierno que favorecía a la gente común, no a los ricos y privilegiados ni a la “libre empresa”.

Por supuesto fue este un ejemplo intolerable para los intrépidos neoliberales de los Estados Unidos. Venezuela debía ser aplastada.

Guerra económica estadounidense
La mayoría de los medios occidentales culpan a Chávez y Maduro por la situación de Venezuela. Ignoran totalmente el hecho de que Estados Unidos haya emprendido una guerra económica y política contra el país. Venezuela tiene las reservas de petróleo más grandes del mundo y la mayor parte de sus ingresos proviene de la industria petrolera. Las sanciones estadounidenses han costado a Venezuela miles de millones de dólares en ingresos perdidos.


tulsi-tweet


Tuit de Tulsi. Trad.: Se trata del petróleo….nuevamente.
Bolton expresó muy frescamente el motivo real para una intervención en Venezuela: “Estamos en conversaciones con las principales compañías de EE.UU….Sería mejor si tuviéramos compañías de EE.UU. que produzcan el petróleo en Venezuela. Ambos tenemos algo que hacer aquí.”


WikiLeaks ha publicado extractos de lo que ellos llaman el “Manual del golpe de los Estados Unidos”, un manual que describe la guerra no convencional. Así es como el gobierno de los EE. UU. Usa “armas económicas” para la “guerra económica” contra los gobiernos extranjeros que intentan seguir un curso político independiente. Las instituciones que ayudan al gobierno de EE. UU. a lograrlo son el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Los Estados Unidos, a su vez, exigen obediencia de la comunidad mundial. Ir en contra de las ordenes de los Estados Unidos tiene un costo elevado. “El temor a las represalias del gobierno de Trump ha espantado a las empresas extranjeras de participar en la economía venezolana. El resultado es un simple bloqueo de Venezuela”, según el experto en Venezuela, el profesor Steve Ellner.

La ONU condena las sanciones
Este es el resultado de esta guerra económica que vemos hoy. Es correcto llamar a las sanciones “guerra” porque en la práctica esto no es más que una estrategia de guerra donde el objetivo es matar de hambre al enemigo, evitar el acceso a medicamentos y otras cosas que son vitales. El objetivo es que Venezuela sucumba.

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU ha condenado formalmente las sanciones, diciendo que “afectan a los pobres y los más vulnerables de manera desproporcionada”. El Consejo instó a todos los estados miembros a romperlas. El abogado Alfred de Zayas que visitó Venezuela describió las acciones de Trump como posibles “crímenes de lesa humanidad”.

¿Es esto algo que se refleje en la cobertura de los grandes medios noruegos sobre Venezuela?

Nuestro hombre en Caracas
En base a esto, es frustrante seguir muchos de los informes que se envían en el canal oficial de TV noruego (Dagsrevyen) y en las noticias del canal secundario, también noruego, TV2. Algunos de los informes además se publican en forma gráfica. Hace unos días, por ejemplo, el citado periodista enviado a Venezuela Fredrik Græsvik entregó un artículo titulado “Semana final de Venezuela” para el canal www.tv2.no.

Luego continúa: “Las organizaciones de socorro dan grito de alarma. 200,000 niños están en peligro de morir debido a la mala alimentación y desnutrición. ¡DOCIENTOS MIL! Los que gobiernan el país no pueden alimentar a la gente, y ahora los ingresos fallan”. Sí, exactamente, ¿y a quién debemos culpar?

“La gente se levanta. Quieren libertad y democracia. Quieren dinero para su comida. Maduro ha demostrado que no puede entregar nada de eso”.
Sí, claro. Afortunadamente, podemos confiar en que Trump, Bolton, Pompeo y Abrams le darán a la gente lo que quieren.

Fuentes:
«The Making of Juan Guaido: US Regime Change Laboratory At Work», telesurenglish.net 29.01.19, «Internal US Gov’t Document Outlines Program of ‘Economic Warfare’ on Venezuela», graysoneproject.com 30.01.19, «The ‘Venezuelan People’ Are Whoever Agrees With Donald Trump», fair.org 31.01.19, «Venezuela crisis: Former UN rapporteur says US sanctions are killing citizens», The Independent 27.01.19, «Skjebneuke for Venezuela» TV2.no 30/01/19

Ver nuestro artículo “Cómo entender lo que pasa en Venezuela“.
Lea más: busque en ‘search’ arriba en el buscador de esta página usando ‘Venezuela’

SEA SOLIDARIO/A  –> COMPáRTALO!

Vær med på å styrke den uavhengige og kritiske journalistikken, klikk her eller bruk konto 9001 30 89050  eller Vipps: 116916

KampanjeStøtt oss

Start diskusjonen på forum.steigan.no