Noticias falsas confeccionadas para el Pentágono

De acuerdo a un reportaje periodístico realizado por el Sunday Times, el MailOnline y la Oficina de Periodismo e Investigación -ingl.: Bureau of Investigative Journalism-, pagó el Pentágono a una firma de relaciones públicas británica más de 500 millones de dólares para la realización de vídeos falsos de terroristas en Irak como parte de una enorme campaña propagandística.

Muchos políticos noruegos no creen que esto ocurre en la realidad y por lo tanto lo rechazan inmediatamente como teorías de la conspiración.

La empresa de Relaciones Púbicas Bell Pottinger fabricó cortos de vídeos en los que se muestran representaciones como las que usan la cadenas de noticias árabes.
Estos son videos de baja calidad para que pudieran ser asumidos como esos que graban los grupos yihadistas en sus acciones. Las órdenes de esta campaña salieron del general David Petraeus, que era entonces comandante en Irak, y en algunos casos directamente desde la Casa Blanca, cuando ni siquiera Petraeus podría firmar la orden.

La citada firma Bell Pottinger trabajó para Augusto Pinochet en Chile y también para el gobierno de Arabia Saudita. Fueron ellos los que diseñaron la campaña de Margaret Thatcher quien echó por tierra la campaña electoral del partido Labor.

La Oficina de Periodismo de Investigación despliega una amplia información de las operaciones de Relaciones Públicas para el Pentágono en su sitio web.
Se trataba de hacer noticias falsas, creando noticias de “falsas banderas” y en general tratar de influir sobre la opinión pública a través de una guerra psicológica inteligente.

El Pentágono pagó más de medio billón de dólares -sobre 500 millones de USD- a una empresa de dudosa categoría en el Reino Unido para ejecutar un programa secreto de propaganda en Irak, según puede revelar la Oficina de Periodismo e Investigación.
Las ‘confecciones’ de Bell Pottinger incluían segmentos cortos de televisión hechas al estilo de las cadenas de noticias árabes y con videos fabricados de manera que pudieran ser utilizados para engañar al público, según un ex empleado.
El personal de la agencia trabajó al lado militares estadounidenses de alto rango en su sede ‘Campo Victoria’ de Bagdad  mientras las batallas de insurgencia rugían en el exterior.
El ex-presidente de la empresa Bell Pottinger, Lord Tim Bell confirmó al periódico Sunday Times, de que trabajó allí en esta misión, y que su firma había trabajado en una operación militar “encubierta” y con diversos acuerdos secretos”.

El trabajo consistió en la producción de tres tipos de productos. En primer lugar, se fabricó un anuncio de televisión dirigido a Al Qaeda. En segundo lugar un reportaje falso que daría la impresión de ser de un “canal de noticias árabe”. Bell Pottinger envió equipos de filmación que filmatizó en baja resolución para dar la impresión de un asalto de Al Qaeda que se editó como si fuera una noticia verídica. Los videos eran de habla árabe y se distribuyeron a los canales de televisión en la región. El origen de la edición por Estados Unidos estaba oculto. En parte, la firma de relaciones públicas contratada escribió artículos periodísticos en nombre del Pentágono, y estos artículos darían la impresión de provenir de fuentes árabes independientes.

Banderas falsas y mentiras sobre Siria
Martin Wells, un editor de video de la firma Bath, fue contratado por Bell Pottinger para trabajar en una campaña de “operaciones sicológicas” para el Pentagono en Iraq.
La tercera y más sensible de la programación fue descrita sobre la producción de películas falsas de propaganda de Al Qaeda. Well ordenó cómo se debían hacer los videos y dio instrucciones precisas: “Tenemos que hacer los videos con un estilo real y utilizar grabaciones del archivo de Al Qaeda”, dijo el entrevistado ex-director Tim Bell.

“Necesitamos que sean de 10 minutos de duración, y tienen que estar en este formato de archivo, y necesitamos codificarlo de este manera”. Los US Marines llevarían luego los CDs en sus patrullas y los soltarían en el caos cuando allanaran objetivos. Wells dijo: “Si están asaltando una casa y van a hacer un lío de ella en busca de cosas, pues aprovechen la situación para dejar caer un CD allí”.

La firma Bell Pottinger supuestamente ya no le trabaja al Pentágono más, pero esta manipulación apunta claramente hacia la guerra sicológica que la CIA y el Pentágono dirige en y alrededor de Siria. Ahora es la agencia de relaciones públicas Purpose Inc, que opera la campaña de los llamados Cascos Blancos, que no es sino Al Qaeda con disfraz. Tanto ellos como la Campaña de Siria se representan como neutrales e imparciales, pero es en realidad una parte de la guerra total.

Esto es ya hora de despertar y darse cuenta de que cuando Estados Unidos ha gastado cientos de billones de dólares en la guerra en muchos países 25 años después de la caída del muro de Berlín, una parte de esos miles de millones no se gasta en armas tradicionales, sino también para una  avanzada guerra sicológica.

Esta guerra de falsa informativa a través de las agencias de publicidad y organizaciones no gubernamentales (ONG) tiene la intención de ganar la opinión pública para más guerra. Y es dinero bien gastado, pues funciona.

El enorme gasto de la guerra en Siria es con miras a apoderarse de los recursos petroleros existentes en el subsuelo de la región. Qué más les da a EE.UU. gastar unos billones más o menos con tal de controlar estos recursos. Sin importarles el enorme sufrimiento de los pueblos del Medio Oriente y además empobrecer su propio país.

Es un crimen de lesa humanidad y que avergüenza la imagen de los países aliados a EE.UU., donde Noruega servilmente participa.

 

  2 kommentarer til “Noticias falsas confeccionadas para el Pentágono

  1. Reidun Carstens
    16. april 2017 klokka 21:36

    Dette er så alvorlig at jeg får helt vondt. En stor takk til vedkommende som har skrevet artikkelen.
    At Pentagon har betalt 500 millioner dollar for å spre falske nyheter – også i Syria – er svært alvorlig. Det at også Norge deltar er en katastrofe. Det har vært mer enn innlysende at The White Helmets er Al Qaida i forkledninger. Jeg oppfatter dem som kameloner. At de fikk Oscar er et spill for galleriet.
    Det vil være smart om Norge trekker ut sine 60 soldater som med all sannsynlighet trener opp styrker som vil ha Assad fjernet.
    Dette før også Norge kan bli stilt for Krigsforbryterdomstolen i Haag.
    Jeg føler veldig med Assad, det syriske folket samt de land og folk som Vesten har sønderbombet i Midt-Østen.
    Når skal folk våkne ?

Legg inn en kommentar